Los piojos, asignatura pendiente de los colegios

el

Los colegios no siempre abordan el problema de la pediculosis con suficiente profesionalidad. Así se desprende del I Estudio “Impacto de la pediculosis en los hogares españoles” elaborado en el marco del programa “Borra los piojos”. En concreto, una de cada dos familias encuestadas, el 50,3% de los consultados, cree que los centros escolares no gestionan con profesionalidad el problema de la pediculosis.

“El centro escolar juega un papel muy importante a la hora de comunicar un caso de pediculosis y debe hacerlo con cautela, sin crear alerta y sin etiquetar a nadie por supuesto”, afirma la psicóloga y experta en Terapia Familiar e intervención con menores, Sara Gómez Talaván. En este último punto, la psicóloga recuerda la importancia que tiene el anonimato y el evitar hacer público el nombre de la persona infestada. “Sería totalmente contraproducente y negativo para la autoestima de un niño. Se puede sentir culpable, ser objeto de críticas o burlas, y aislarse o ser aislado por el resto de compañeros”, afirma. Es crucial incidir en esto, continúa. “Comunicar una infestación, siempre, pero sin etiquetar y sin crear alarma social. En ningún caso se debe señalar a nadie, y menos aún en un centro escolar, en el que los niños se conocen”, reitera Gómez Talaván.

Laura Martín, directora de Head Cleaners, plantea la importancia de que los colegios cuenten con un protocolo de actuación básico en el que se informe de aspectos básicos como qué es la pediculosis, cómo se contagia, cómo se elimina, qué hacer en caso de infestación, etc… Un documento como el que ha elaborado, por ejemplo, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), titulado ¿Qué pasa con los piojos? ¿Cómo controlarlos?. En él, se explica muy someramente las principales medidas a adoptar y se busca, sobre todo, informar sobre la pediculosis. Un trabajo que forma parte de una serie de manuales y guías de ayuda para manejar problemas de salud más frecuentes en centros docentes, con consejos para el profesorado y los cuidadores escolares. Algo así como una guía de primeros auxilios pero aplicado a la pediculosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *